Ad Clicks : Ad Views :

Solo un humano

/
445 Visitas
Messi es capaz de ganarle a dos equipos, al suyo y al rival. Messi prevalece sobre la irregularidad de sus compañeros mientras doblega a los rivales con abundantes lecciones de estética y asombro.

Messi es el único jugador que es capaz de anotar un gol antes de disparar. Su sinapsis es en demasía más rápida que la del resto de los mortales que jugamos, o intentamos jugar, con un balón en los pies. Esto no es nada nuevo.

Messi es un genio diferente, uno que en el ocaso parece tener el fútbol todo bajo su control. Uno que no se permite padecer los drásticos avatares del paso del tiempo, porque a su edad ha entendido que en el fútbol un cerebro veloz es mejor que unos pies alados.

Quienes corren detrás de Messi, corren para mitigar la vergüenza. Quienes le atajan un penal, lo celebran sabiéndose exclusivos datos estadísticos. Quienes han visto su triplete ante el Sevilla, el número 50 en su carrera, (y su pasegol número 227 con el Barcelona) asisten a un acontecimiento raro en el fútbol: Messi es capaz de ganarle a dos equipos, al suyo y al rival. Messi prevalece sobre la irregularidad de sus compañeros mientras doblega a los rivales con abundantes lecciones de estética y asombro.

Imagen de @LaLiga

Ante Sevilla, Messi fue ángel y demonio. Cuando el balón está en sus pies todos los sueños pueden hacerse realidad. A veces imagino a Messi jugando contra el fútbol mismo, y me pregunto si será posible que, hasta en esa delirante conjetura, Messi salga triunfante. Ganarle al fútbol. De inmediato recuerdo que es humano, y por igual me digo que no hay un calificativo que reste más mérito a la genialidad de Leo que el de “extraterrestre”.

No, amigos. El diez es humano, y tan carnal como es, se yergue como el mejor de todos. Esa es una humillación de la que nos sentimos orgullosos: Messi es como nosotros, pero nosotros jamás seremos como él.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
This div height required for enabling the sticky sidebar
Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola.