Ad Clicks : Ad Views :

El hombre en el castillo, ucronía absoluta.

/
1165 Visitas

Sí, estados unidos fue el gran perdedor en la guerra. Los estados comprendidos entre la costa oeste y las rocallosas, se encuentran bajo ocupación Nazi, tomando el nombre de American Reich.

Los Nazis ganaron la segunda guerra mundial, Estados Unidos fue invadido por el ejercito alemán, y los japoneses han tenido éxito en la toma de Pearl Harbor. Washington, la Casa Blanca y el pentágono, ardieron contemplando el poder de la bomba atómica con la que Adolf Hitler puso fin a la invasión. En ese extraño mundo se desarrolla la trama de la serie El hombre en el castillo.

Una producción de Amazon Video que nos muestra el drama, el dolor, las interacciones sociales, las presiones políticas, la guerra de guerrillas urbanas, que se han dado luego del triunfo Nazi en la segunda guerra mundial. Una serie inspirada en la novela homónima escrita por Philip K. Dick, publicada en 1962, que tuvo éxito relativo en ventas. La historia se desarrolla en los años sesenta. Tras el fin de la segunda guerra, Estados Unidos lleva casi dos décadas ocupada por los Nazis y los japoneses. Sí, estados unidos fue el gran perdedor en la guerra. Los estados comprendidos entre la costa oeste y las rocallosas, se encuentran bajo ocupación Nazi, tomando el nombre de American Reich. La cultura norteamericana ha sido devastada. Hitler, inteligentemente, mantiene en la bandera del Reich americano las franjas blancas y rojas, pero en lugar de estrellas, lleva una cruz esvástica, mandando así un mensaje claro: la tierra de sus antepasados ya no existe, ahora todo hace parte del Gran Reich Nazi.

Japón, luego del triunfo contundente en el bombardeo a Pearl Harbor, desplegó su flota por el pacífico hasta llegar a San Francisco. Lo comprendido entre las rocallosas y la costa este se encuentra ocupado por el imperio del sol naciente. Si en el Reich americano los ciudadanos adoptaron la cultura Nazi, en los estados del pacífico las relaciones sociales toman otro color. Verán, la idea de la raza superior Nazi, se afinca en el mito de la raza aria, lo que le da oportunidades a todos los habitantes del Reich americano, siempre que puedan probar la pureza de su sangre. Caso contrario a lo que ocurre en los estados del pacífico. Los japoneses se consideran, igual que los Nazis, como una raza superior a la americana, incapaz de ver como igual a cualquiera que no sea japonés. No solo es un asunto de aspecto físico. La idea de superioridad de los japoneses está basada en su milenaria cultura, de modales cuidados, de respeto sin igual a sus iguales. Todo aquel que esté por fuera del canon cultural japonés, es poco más que un animal salvaje.

Siendo, tal como se ha contado hasta el momento, una historia intrigante, digna de ser vista por su ingenioso guion, introduce a la trama un elemento en inicio extraño, pero que conforme pasan los capítulos, viene a ser fundamental: una serie de películas que muestran un desenlace distinto de la guerra: Estados Unidos, junto con los aliados, destruyeron el imperio Nazi. En Washington jamás cayó una bomba. Hiroshima y Nagasaki fueron quemadas por las bombas atómicas. La teoría de los multiversos es introducida con cuidado a la trama, pues el guion no pretende adentrarse de lleno en la fantasía o la ciencia ficción. La serie tiene la firme intención de mostrarnos el complejo entramado de los multiversos, y cómo un detalle puede cambiar el curso de la historia. En el universo donde se ambienta el guion, el Día D fue un fracaso para los aliados, los cerebros que ayudaron a construir la bomba atómica para Estados unidos, no alcanzaron a huir de la Alemania Nazi, y Heisenberg no titubeó ante la posibilidad de construir una bomba atómica. Jamás hubo errores de cálculo.

La serie sostiene que existen tantas versiones de los personajes como universos hay. Cada versión es distinta, con amores y odios diferentes. Es en este punto donde la serie da un salto al vacío: los personajes se pueden mover de un universo a otro siempre que, al universo al que van, su versión ya no exista. A quienes han podido viajar de un universo a otro, se le conoce como viajeros, y son éstos los que introducen las películas que muestran un mundo distinto al habitado por ellos.

Una serie recomendada, con un guion tan o más intrincado que el de Westworld, serie original de HBO, de la cual estemos hablando en las próximas entregas.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
This div height required for enabling the sticky sidebar
Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola.